Inicio » BLOG » 4 Tips Para Saber Que Cerradura Necesitas | 2022

4 Tips Para Saber Que Cerradura Necesitas | 2022

¿Estás en esa posición en que necesitas cambiarcerradura ya sea por razones de funcionamiento, por seguridad ó por necesidad y aún no tienes idea de qué cerraduras necesitas?

¿quieres cambiar tú cerradura por una nueva? ¿quieres remplazarla por una de mejor calidad?

¿tú puerta es nueva, vieja, de madera, metal y en consecuencia estás en el dilema de comprar una nueva para ti o tú mamá?

¡No busques más! en DIPRO-SEG ® te ayudaremos a responder tus dudas con 4 sencillos tips para que conozcas que cerradura necesitas.

En esta guía veremos:

1. Identifica el tipo de chapa que tienes.

En primer lugar, si quieres reemplazar la cerradura que ya tienes instalada en tú puerta actual, siempre identifica qué tipo es. A continuación te mostramos las más comunes:

  • CERROJO: se utiliza principalmente como una cerradura adicional sobre una perilla, manija ó jaladera.
  • MANIJA: normalmente se instala en recamarás, baños y entradas principales por lo tanto son muy comunes de encontrar.
  • PERILLA: al igual que la manija, una perilla se encuentra en recamarás, baños y entradas principales.
  • SOBREPONER: se encuentra en canceles, patios y portones. La elección principal para puertas de herrería y patios.
  • ELÉCTRICA: se utiliza para puertas de control de acceso, como oficinas, departamentos, almacenes, y también para canceles. Se cataloga también como cerradura de sobreponer.

Este tipo de cerraduras son las más comunes que se pueden encontrar en todo tipo de puerta, ya sean de madera ó metal.

Pero… ¿tú cerradura no aparece en las fotos?

¡No te desesperes! Te mostramos más ejemplos:

  • CERRADURA PARA PUERTA DE ALUMINIO: la encuentras principalmente en puertas para patios ó en puertas de aluminio para oficinas ó negocios.
  • CERRADURA DE EMBUTIR: la cerradura embutida es más compleja que las tradicionales (cerrojos, manijas, perillas, sobreponer, etcétera) ya que su instalación requiere ciertos requerimientos (puerta solida, herramientas especificas) es la más recomendada para alta seguridad. Se encuentra en entradas principales.
  • MANILLONES: los manillones son una mezcla de cerrojo y jaladera. Muy tradicionales al igual que las perillas, manijas y cerrojos por ello se encuentran en entradas principales.

Sí ya identificaste la cerradura que actualmente tienes instalada (o si aún tienes dudas puedes contactarnos vía CHAT) el siguiente paso es preguntarte si quieres reemplazarla por una cerradura igual a la que tienes ó reemplazarla por una de diferente tipo.

Sí quieres reemplazar tú chapa actual por una de distinta categoría (digamos que tienes un cerrojo y quieres cambiarla por una de sobreponer) es importante notar que necesitarás un instalador/cerrajero para que modifique tú puerta, ya que un cerrojo tiene una forma de instalación muy distinta a una de sobreponer, o en el caso contrario, una cerradura de sobreponer es muy distinta a un cerrojo.

Por el otro lado, si necesitas cambiar una cerradura de la misma categoría (digamos una manija por una manija nueva) no tendrás problemas en lo absoluto a la hora de la instalación, ya que ambas comparten las mismas dimensiones de perforación en la puerta, por lo tanto no estarás forzado en contratar un técnico/cerrajero para ponerla (al caso contrario del ejemplo anterior)

Suena un poco complicado, lo sabemos, pero es de suma importancia tenerlo en mente antes de comprar una cerradura.


2. Ten En Cuenta La Marca De Tú Cerradura Actual.


¡Excelente! Ya tienes idea del tipo de cerradura que tienes (o quieres) ¡Felicidades!

Ahora necesitas conocer la marca de tú chapa actual y sus variantes.

Te preguntaras ¿Por qué?

Sencillamente porque cada marca (TESA, YALE, PHILLIPS, SOPRANO, SCHLAGE, etcétera) tienen tamaños y perforaciones diferentes para sus tipos de cerraduras.

Por ejemplo:

Digamos que actualmente tienes una cerradura de tipo sobreponer marca SOPRANO y quieres cambiarla por una de mejor calidad, por lo tanto decides comprar una de tipo sobreponer pero marca TESA.

Se ven casi idénticas ¿verdad? Solamente hay un detalle: la cerradura de sobreponer SOPRANO tiene un ancho de 120 mm y la TESA tiene un ancho de caja de 140 mm, en consecuencia ambas son de diferentes medidas, y por lo tanto necesitan una perforación/instalación diferente.

Sí tú puerta es totalmente nueva (sin cerradura instalada) puedes elegir la que a tí te convenga más, por lo mismo esa es la ventaja de tener una puerta nueva.

En el caso contrario, sí tu puerta tiene una cerradura ya instalada, y resulta ser de una categoría totalmente distinta a la que quieres ó que compraste, necesitas un técnico ó cerrajero para que la instale correctamente.

Tal vez te encuentres en el dilema de instalar la cerradura tú mismo. Puede que sea una opción (si realmente sabes lo que estas haciendo, claro). Pero siempre te recomendaremos contactar a un técnico especializado.


3. Revisa el lado y el abatimiento de tú puerta.


¡Enhorabuena! ya tienes idea de la cerradura que tienes, los tipos y categorías que existen e identificaste las marcas.

Pero falta algo más…

¿Te has preguntado por qué el vendedor o instalador siempre te llega a cuestionar con «que lado es su puerta«?

Sí, varios hemos estado ahí, y por lo mismo es de las partes más confusas a la hora de comprar una cerradura. Así que pongámonos un poco técnicos para resolver ese misterio llamado el lado de la puerta.

¿Por qué es importante conocer el lado de tú puerta?

Hay varias razones. La primera tiene que ver por el tipo de cerradura que necesitas. Sí tú puerta es un cancel lo más común será que el vendedor te recomiende una cerradura de sobreponer (¿recuerdas las categorías que vimos en el paso 1?) y por ende te preguntará sí tu puerta es de lado izquierdo ó derecho.

Esto es porque la mayoría de las cerraduras de sobreponer (incluyendo las cerraduras eléctricas) requieren un lado especifico de la puerta. Cabe notar que también existen algunas cerraduras de sobreponer que se les llama reversibles, esto quiere decir que el lado de la puerta no importa, tal es el caso de los modelos AS-2000 de la marca PHILLIPS y la S-1 de marca TOVER (disponibles en nuestra tienda) pero no todas tienen está función.

Ahora conozcamos como identificar el lado de una puerta ¿vale?

La forma más recomendada para identificar el lado puerta es la siguiente:

Colócate por fuera de tú residencia (del lado de la calle ó jardín, por así decirlo) y mira tú puerta principal desde esa perspectiva.

Vista por fuera

Concentra tú máxima atención en donde están colocadas las bisagras (recuerda, estando por fuera) y el modo que abate tú puerta. Sí las bisagras están del lado izquierdo de la puerta quiere decir que es izquierda, si las bisagras están del lado derecho del marco de la puerta esto quiere decir que es derecha.

Sabemos que es un poco confuso de entender, pero es fundamental conocer el lado de tú puerta. Solo recuerda que para identificar el lado de la puerta tienes que estar por la parte de afuera.

No fue tan difícil ¿verdad?

Esto apenas comienza…

Veamos los dos tipos de abatimientos de las puertas y por qué es importante conocerlas.

Abatimiento de la puerta (hacia afuera, hacia adentro).

Existen dos tipos de abatimientos diferentes de las puertas, las que abren hacia afuera (digamos hacia la calle, patio) y las que abren hacia adentro (hacia el interior de la casa, oficina, etcétera) por lo mismo veamos su importancia.

Conocer esto es fundamental, ya que de esto depende el correcto funcionamiento de la cerradura (veremos más adelante del por qué)

Para conocer el tipo de abatimiento de tú puerta es necesario pararse por la parte del exterior (calle, patio, jardín) de la puerta principal y ver si la puerta empuja hacia adentro ó si tienes que jalar hacia afuera.

Ejemplo:

La primera imagen muestra un ejemplo de abatimiento hacia adentro en consecuencia esto quiere decir que abate hacia el interior de la casa, oficina, almacén, etcétera, la segunda imagen muestra abatimiento hacia afuera por lo tanto se refiere que la puerta abate hacia la calle, patio, etcétera

¿Por qué es importante conocer el abatimiento de tu puerta?

Sencillamente porque de esto depende el funcionamiento correcto de la cerradura.

Te explicamos:

Normalmente las chapas, de casi todas las marcas, son fabricadas para puertas con abatimiento interior, esto es por la universalidad de construcción y fabricación.

Pero en la mayoría de los casos (sobre todo en México) las puertas principales tienen abatimiento exterior, ya sea porque son canceles, puertas de herrería auxiliares ó portones.

¿Y esto en que afecta a la hora de comprar una cerradura nueva?

Supongamos que compraste una chapa nueva para tu puerta de herrería y resulta que tiene abatimiento exterior (abre hacia afuera).

Ya habíamos hablado que las cerraduras nuevas están diseñadas para puertas con abatimiento interior pero ¿qué significa exactamente eso?

Toda cerradura para puerta abatible viene con una pieza llamada resbalón por lo tanto su función es sencillamente facilitar la apertura y el cierre de ella.

Está pieza en especifico es la que viene por defecto con abatimiento interior por lo mismo es la importancia de conocer el abatimiento de la puerta.

En el caso de que tú puerta abra hacia el exterior, necesitarás forzosamente girar el resbalón de la cerradura para que está pueda realizar el efecto deseado (cerrar y abrir).

¿Qué hacer en este caso?

Bien… tienes dos opciones.

Hacerte la vida más fácil y contratar un técnico/cerrajero para que te ayude a girar el resbalón e instalar y adaptar la cerradura, ó bien, sí estás en el plan de no gastar y querer ahorrar, puedes hacerlo tu mismo, pero tienes el riesgo de arruinar la cerradura y anular la garantía.

Ahora te has dado cuenta de la importancia de conocer el lado de tú puerta y el abatimiento. Recuerda que cualquier duda que tengas estamos para ayudarte. No dudes en contactarnos en contacto@dipro-seg.com ó por vía chat.


4. Conoce el material y ancho de la puerta.


Hemos llegado al cuarto y último paso… ¡ya casí terminamos, no te desesperes! Solamente nos falta conocer el material y el ancho de la puerta, y lo fundamental qué es.

Ya identificamos los tipos de cerraduras, la importancia de conocer la marca de tú chapa así como saber el lado de una puerta y su abatimiento, ahora resta averiguar el material y el ancho del que está hecha una puerta.

¡Averigüemoslo!

Las puertas para entrada principal varían muchísimo en calidad y material de construcción, tipo de abatimiento, etcétera, por lo tanto es un tema tan completo que nos llevaría años leer acerca de ello.

Trataremos de resumirlo lo más amigable y breve posible.

Tipos de puerta y su material de fabricación.

En primer lugar veamos los tipos de puerta que comúnmente encontramos en la mayoría de entradas principales e interiores y los materiales de los que están hechas así como las cerraduras recomendadas para su instalación.

* Puerta de madera solida ó maciza.

Usualmente encontraremos puertas de entradas principales hechas de madera tipo sólida o «maciza» en la mayoría de los hogares en consecuencia son las más recomendadas para entradas principales residenciales por su resistencia a la intemperie (calor, lluvia, etcétera).

Características.

Se caracterizan por tener un interior hecho de madera sólida. Esto quiere decir que son puertas de alta calidad, durabilidad y versatilidad, por lo mismo las hace compatibles con la mayoría de las cerraduras en el mercado.

Desde perillas hasta cerraduras de embutir, las puertas solidas (macizas) son las mas recomendadas por especialistas en cerraduras.


* Puerta de tambor, madera o aluminio.

Las puertas de tambor se encuentran en los interiores de los hogares, comúnmente se instalan en recámaras y baños, se hacen notar por la ligereza y su pronta instalación.

Normalmente las puertas de tambor son instaladas en los interiores de las casas. Y reiteramos normalmente porque hay casos en que son instaladas en puertas principales (no recomendado)

Características

Se caracterizan por su peso ligero y también por ser económicas. También se le conoce como puerta «hueca», esto quiere decir que la mayor parte del cuerpo interior de la puerta está hecha de tiras de madera y no de un cuerpo sólido (el caso contrario de la puerta maciza).

Las puertas de tambor son compatibles con la mayoría de manijas, cerrojos y perillas en el mercado, ya que cuenta con un limitado perfil angosto de madera con un máximo de 50 mm. por lo mismo se recomienda su uso en recámaras y baños.

Existen casos de puertas de tambor instaladas en entradas principales, por lo tanto esto llega a ser un dolor de cabeza para algún cliente que quiera reforzar su puerta con una cerradura de embutir o que quiera ampliar su seguridad.


* Puerta de herrería

Normalmente las puertas de herrería se utilizan como puertas auxiliares o hay casos que también se usan como puerta para entrada principal. También se encuentran en portones así como en entradas principales para negocios y locales comerciales.

Se recomiendan como puerta de refuerzo ó auxiliar, usualmente herreros especializados son los que modifican e instalan este tipo de puertas.

Características.

Las puertas de herrería son versátiles y pueden ser modificadas para instalar cualquier tipo de cerradura, desde perillas hasta cerraduras de embutir.

Debido a que pueden ser modificadas por herreros especialistas, las puertas de herrería son elegidas por su robustez y personalización.

Cabe recordar que se pueden encontrar desde puertas abatibles y corredizas. A continuación te explicamos como identificar este tipo de puertas de herrería y sus cerraduras correspondientes.

Puerta de herrería abatible.

Las puertas del tipo abatible son muy comunes por lo mismo se encuentran en patios, entradas principales y locales comerciales. Son compatibles con cualquier tipo de cerradura (mientras cumpla con el ancho requerido).


Puerta de herrería corrediza.

Las puertas corredizas se localizan usualmente en portones, patios, entradas de locales comerciales y almacenes por lo tanto su característica especial es que la hoja de la puerta se desliza en el marco de la puerta.

A diferencia de la puerta abatible, las puertas corredizas solamente son compatibles con cerraduras diseñadas especialmente para este tipo de puertas, ya sean de perfil angosto, de embutir ó sobreponer. Perillas y manijas no son compatibles ni tampoco cerrojos.

¡Excelente! Ya vimos los tipos de puerta, los materiales y sus variantes, ahora nos queda conocer el ancho de una puerta y porque considerarlo a la hora de comprar una cerradura nueva.


Ancho de una puerta.

La última consideración que creemos importante conocer es el ancho de una puerta.

¿Por qué?

Sencillamente porque mucho depende del tipo de cerradura que se necesite para una puerta en especifico. ¿A que nos referimos con esto?

Normalmente las cerraduras en general están diseñadas y hechas para anchos de puerta con un máximo de 60 mm, las perillas, manijas, cerrojos y las cerraduras de sobreponer son más limitadas, llegando a requerir un máximo de 50 mm. por ello se instalan en la mayoría de las puertas.

Pero primero aprendamos a calcular el ancho de una puerta ¿vale?

Toma un flexometro, extiende la lamina medidora y colócala sobre el marco de la puerta, lee las medidas, ya sean en centímetros, milímetros ó pulgadas. Normalmente una puerta mide entre 40 y 60 mm de ancho, hay casos en que existen puertas de 120 mm (sobre todo del tipo sólidas o macizas)

Ahora bien… ¿exactamente para qué nos sirve esto?

Como habíamos dicho con anterioridad cada cerradura viene de fábrica para anchos específicos, digamos por ejemplo que si tienes una puerta de 120 mm no puedes instalar una manija ó perilla diseñada para puertas de 50 mm.

En el caso que tengas una puerta de 60, 80, 100 o 120 mm y necesites instalar una perilla, manija, cerrojo ó una cerradura de sobreponer, forzosamente necesitaras un herrero ó tornero para que modifique la cerradura y pueda ser instalada en una puerta con esas medidas.

Pero no todas son malas noticias si tienes una puerta pasadita de peso, al contrario, la ventaja de tener una puerta de ese calibre es que puedes instalar cerraduras de mucho mejor calidad y seguridad que algo tan comercial como una manija.

Por ejemplo, una cerradura de embutir que se instala dentro del marco de la puerta es una muchísimo mejor opción que un cerrojo, ya que aprovecha la cualidad de una puerta sólida al máximo y por lo mismo la gran ventaja de una puerta con un ancho de 60 a 120 mm es que son compatibles con la mayoría de las cerraduras de embutir en el mercado.

Sí por el contrario tienes una puerta que mida menos de 60 mm (digamos entre 30 mm y 50 mm) te verás forzado a instalar cerraduras de nivel básico como perillas, manijas, cerrojos y chapas de sobreponer.

En resumen, tener una idea del ancho de tu puerta puede hacer que tomes una mejor decisión para el tipo de cerradura que convenga más a tus necesidades o si necesitarías hacer modificaciones.

Conclusión.

Así damos por concluida está guía de conocer el tipo de cerradura que necesitas, si aún tienes dudas envíanos un correo electrónico a contacto@dipro-seg.com o deja un comentario, contestaremos lo más breve posible.

18 comentarios en “4 Tips Para Saber Que Cerradura Necesitas | 2022”

  1. Buenisima información, ahora entiendo porque quedó «chico» mi cerrojo y el ajugero que estaba en la puerta. Llegue y compre un cerrojo nuevo y cuando lo instaló, el cerrajero me dijo que estaba «al revés».

      1. Hola buenas tardes, estoy por instalar la puerta principal de mi casa, la situación es que es una puerta de dos hojas y yo requiero ponerle doble chapa, de manillon cuál me podría usted recomendar obvio que pueda abrir desde adentro y desde afuera.

        1. Hola, gracias por tu comentario.

          Mira, te recomendamos que compres un manillón o una cerradura de embutir que sea de tipo Jaladera-Manija, esto quiere decir que la jaladera (que es fija y no se puede manipular) quedé por fuera y la manija (que se puede manipular) quedé por dentro de tu casa. Así tendrás mejor seguridad y solamente podras abrir tu puerta con el cerrojo.

          null

          Saludos.

        1. Hola Jaime. Normalmente, para puertas de ese estilo se recomiendan cerraduras sencillas como perillas o manijas. Pero, como el PVC es un material especial, no se garantiza que sean compatible con cerraduras convencionales. Te recomendamos consultar con tu instalador o el proveedor de tu puerta. Saludos.

  2. Pregunta, ¿si compre una cerradura para puerta de 40 mm de ancho y mi puerta es de 50 mm se puede modificar la cerradura para que cubra los 50 mm? O ¿necesito una cerradura nueva?

    1. Depende mucho de la cerradura que hayas comprado.

      No todas las cerraduras pueden ser modificadas para distintos anchos de puertas.

      Por ejemplo si tu cerradura es una de tipo de sobreponer:
      Cerradura de sobreponer
      Es muy difícil modificar el largo del cilindro para que pueda ser instalada en una puerta con un ancho diferente.

      Si por el contrario tienes una cerradura de tipo embutir/empotrar:
      Cerradura de embutir
      Puedes comprar un cilindro de 60 mm para que pueda ser instalada en tu puerta.

      Te recomendamos hablar con tu instalador-técnico-cerrajero de confianza y comentarle si puede modificar tu cerradura para que pueda ser instalada correctamente en tu puerta.

      Si tienes más dudas puedes enviarnos un correo a contacto@dipro-seg.com.

      Saludos.

  3. Buenas, querría hacer una consulta: Tengo una cerradura de seguridad Tesa instalada en una puerta de madera. Ahora quiero cambiar la puerta por una de aluminio y me gustaría instalar la misma cerradura en la nueva puerta de aluminio. Eso es posible o existen cerraduras específicas para puertas de aluminio?

    Gracias anticipadas

    1. Hola, Pilar.

      Te comento que es posible pero depende mucho de la cerradura que tienes actualmente y del ancho de tu puerta.

      Por ejemplo, si tienes una de tipo de sobreponer (de caja) es muy poco probable que se pueda instalar en una puerta de aluminio, ya que su instalación es más robusta.

      Por otro lado, si tienes una de tipo embutir/empotrar como el modelo 2240:
      Cerradura TESA 2240

      Se podría instalar en una puerta de aluminio sin problema, pero es muy importante que revises el ancho de tu puerta, ya que una cerradura de este tipo requiere un ancho de 5 a 6 cm.

      Si tienes más dudas puedes escribirnos al correo electrónico: contacto@dipro-seg.com y enviarnos una foto de tu cerradura actual para darte un diagnóstico más preciso.

      Saludos.

  4. Me has ayudado muchísimo, es una explicación perfectamente documentada con buenos gráficos y con un toque muy cercano.
    Muchas Gracias.

  5. Excelente info! Muchas gracias! Deberían crear un seleccionador de cerradura, en el que se va seleccionando cada característica y al final te da opciones de compra, creo que les ayudaría en la venta! Pero la info es muy muy buena!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.